California obliga a poner paneles solares en las casas nuevas


Todas las casas nuevas que se construyan en California a partir de 2020 deberán contar con paneles solares en el tejado. La decisión, aprobada este miércoles, supone uno de los impulsos más visibles al uso de las energías limpias y de mayor impacto en el día a día de los ciudadanos en un estado que ha hecho de la lucha contra el cambio climático una prioridad absoluta. California es el primer estado en adoptar esta medida.
Dar ejemplo tiene un coste. La propia comisión calcula que la exigencia de paneles solares añadirá una media de 9.500 dólares a cualquier construcción nueva y un aumento en unos 40 dólares al mes en una hipoteca a 30 años. Al mismo tiempo, calcula que durante ese tiempo el usuario ahorrará 80 dólares al mes en las facturas de la luz en un estado donde no se concibe la vida sin aire acondicionado.

Añadir costes a la vivienda puede tener consecuencias en un estado que padece una angustiosa crisis de falta de vivienda. El precio medio de una casa en el sur de California ha llegado ya a 530.000 dólares, según la consultora CoreLogic. La vivienda está más cara que en lo más alto de la burbuja de 2007. Según datos de los agentes inmobiliarios, solo el 22% de las familias del sur de California pueden permitirse comprar una vivienda de segunda mano. En 2012, era el 42%. La carestía de vivienda es el principal factor detrás de la pérdida de poder de compra de la clase media y de la crisis sin precedentes de personas sin hogar en las calles de las grandes ciudades californianas.